Método infalible para saber cuánto debe durar un video en Youtube

by Jordi Cor marzo 28, 2018

¿Qué es mejor en Youtube, vídeos largos o cortos?

Es un error muy grande afirmar que un vídeo debe durar entre tres y cinco minutos porque hay muchos tipos de formatos. El error viene porque la gente acaba generalizando que Youtube se basa en vídeos de comedia, que todos los youtubers hacen bromas, gaming y poco más. Es común pensar que un vídeo debe ser corto si haces comedia y puede ser más extenso si te dedicas a hacer gaming.

Un vídeo debería ser tan largo como capaz seas tú de entretener a la audiencia. Si realmente eres capaz de entretener a aquellos que te ven durante una hora y media, haz un vídeo de esa duración.

La razón de esto es porque Youtube posiciona tus vídeos sobretodo dependiendo de la retención de audiencia y los minutos que acumulas, no solo en el propio vídeo, sino en el canal en general. Es decir, estarás mejor posicionado en la medida que el público que haya llegado a tu vídeo, después de este hayan visitado más contenido de tu canal.

Esto quiere decir, simple y llanamente, que si estás haciendo un contenido de 20 minutos y la gente ve como mucho cinco del vídeo, te sobran 15. La cuestión es que seas capaz de encontrar la duración perfecta a tus vídeos basándote en cuánto rato eres capaz de entretener y lograr que mantengan los ojos puestos en ti, además de lograr que estén a gusto e interesados en lo que haces.

Un vídeo debería ser tan largo como capaz seas tú de entretener a la audiencia. Clic para tuitear

¿Pero cómo saber cuánto debe durar un vídeo en Youtube?

Esto puede averiguarse en Youtube Analytics, donde puede verse la retención que tienes de tu audiencia, tanto de todos tus vídeos en conjunto como de vídeos en particular.

Esta opción puede servirte para cotejar la retención absoluta y relativa de tu contenido en el canal. A través de esta herramienta se puede visualizar un gráfico en el que se muestra qué tanto por ciento de gente que ha entrado a ver tu vídeo se queda viéndolo hasta el final. Es decir, partiendo del 100% de las personas que han accedido a tu contenido puedes observar cómo va bajando el porcentaje a medida que avanza el metraje de tu grabación. Es muy frecuente que prácticamente nadie llegue hasta el final del vídeo porque existen múltiples factores que pueden propiciar esto: que se haya ido a comer, que se haya quedado sin batería o que haya perdido la cobertura. No necesariamente quiere decir que no lo haya visto entero porque no le guste lo que estás haciendo, aunque sí existe la posibilidad de que así sea.

También puede darse el caso que se observen pequeños saltos en la retención, esto es síntoma de que estás aburriendo y el usuario está avanzando en el vídeo aleatoriamente para encontrar algo que le entretenga (esto suele pasar más en tutoriales). Si eso sucede, quizás el vídeo deba ser un poco más corto.

Después también existe otra pestaña en la que se evalúa tu grado de retención, es decir, tu capacidad de tener entretenida a tu audiencia en comparación a vídeos con la misma duración. En esta opción puedes observar si estás por encima o por debajo de la media según van pasando los minutos. Puedes ver que sube o que baja y va variando. Si estás por encima de la media no importa que solo tengas el 30% de público hacia el final del vídeo porque quizás el resto de vídeos les pasa lo mismo que al tuyo, que cuando llega a un determinado momento, tienen la misma audiencia. Por tanto, te está indicando que estás reteniendo dentro de la media.

Es decir, que es normal que cuando lleves x minutos se hayan ido x personas y que el resto que queden es correcto que estén allí. Así que tranquilo, lo estás haciendo bien, estás entreteniendo correctamente a tu público. De esta manera sabes si tus vídeos tienen una duración adecuada o no.

Pero cuidado, si ves que pierdes mucha gente llegado cierto momento durante el vídeo y al ver la relación relativa te indica que estás reteniendo por debajo de la media significa que estás aburriendo. En ese caso, el vídeo debería ser más corto o más dinámico. Si eso sucede, quizás debas tener más acción para que la gente quiera quedarse y esté atenta a tu contenido.

Hasta aquí según las estadísticas.

Teniendo en cuenta la psicología humana, la duración ideal de un video varía mucho dependiendo del formato y de lo que les vayas a hablar.

Por ejemplo, hace un tiempo, cuando en España se acercaban las elecciones generales al Gobierno surgieron una serie de vídeos que llevaban por título: ‘Desmontando a… (y el partido político de turno)’. Eran una serie de grabaciones que exponían los pros y los contras de cada formación para instruir al público. Al ser un tema social de mucha actualidad y que importaba a la gente, estos vídeos se posicionaron muy bien y tuvieron una retención altísima.

Es decir, que puede que un vídeo de gatitos no pueda (o no deba) durar más de cinco minutos porque es algo que acaba cansando. Sin embargo, tus vídeos podrán ser mucho más largos si logras dar con la tecla y hacer un vídeo de algo que a la gente le parezca importante, que impacte en su vida personal y su entorno, su día a día o su economía, por ejemplo.

También es cierto que hoy en día parece que la gente a los cuatro o cinco minutos ya empieza a tener dificultades para prestar atención. Teniendo en cuenta esto, es necesario llevar a cabo lo que llaman ‘montaña rusa de emociones‘ que consiste en hacer cambios de imágenes, cambios de plano, de música y generar intriga.

Si tu vídeo es monótono es muy difícil que retengas audiencia durante mucho rato.

También un aspecto muy necesario a trabajar para tus vídeos es la oratoria. Debes saber entretener tanto mediante tu voz, con cambios de tono o hablando más alto o más bajo como mediante la parte visual, es decir, cambios de plano y subidas y bajadas de la música.

En el caso del gaming es relativamente sencillo hacerlo porque el propio juego ya tiene una progresión, ya suceden cosas. El mismo juego ya aporta esos alicientes para el público.

También hay que tener en cuenta que no es positivo extenuar a tu audiencia. Tu público no debe tener la sensación de que les has contado tantísimas cosas que han acabado cansados de verte y quieren marcharse. Es mucho más recomendable plantear vídeos en los que la gente se quede con la intriga o con ciertas ganas de ver más.

Recuerda, puedes hacerlo tan largo como capaz seas de entretener a quien lo esté viendo. Lo importante que recuerdes es que contra más entretengas, y por tanto, retengas a la audiencia, mejor te posicionarás.

https://www.youtube.com/watch?v=u-haZAXAcKE
Social Shares

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *